La moda canina se ha convertido en tendencia en China, específicamente en Shanghai, convirtiendo las calles en verdaderos desfiles de moda en el que los orgullosos dueños presumen a sus perros con vistosos trajes de diseñador.

Ejemplo de esto es que el sector de la moda perruna en China ha crecido considerablemente, teniendo un volumen de facturación de más de 15 millones de dólares y creciendo en cerca del 20 por ciento más que otras industrias.

Es por este motivo que cada vez más compañías de ropa han decidido crear líneas completas para las mascotas, ofreciendo productos de todas las marcas y calidades a los más de 100 millones de mascotas registradas tan sólo en Shanghai.

Cabe recordar que esta moda tomó fuerza desde que el régimen comunista dejó de ver la posesión de un perro como un ejemplo de burguesía.

¿Será que esta moda se mude a México?

¡Comparte haciendo click!