La tendencias estéticas del momento no sólo afectan a las personas, sino también a sus mascotas; por lo que cada vez son más los perros que son sometidos a cirugías estéticas o tratamientos de belleza para cortarles las orejas, cola, y hasta quitarles arrugas con bótox.

Así es, el bótox se ha convertido al pasar de los años en uno de los tratamientos más comunes en perros para “mejorar” su apariencia o corregir problemas físicos, tanto que existen cientos de clínicas en Internet que ofrecen este tipo de servicios a los dueños.

Claro que no todo se trata de la apariencia, según algunos especialistas, este tratamiento puede ayudar a perros con hocicos chatos que tienen complicaciones para respirar o sufren de fuertes ronquidos por la noche.

¿Ustedes serían capaces de someter a su perro a estos tratamientos?  

¡Comparte haciendo click!