Este jueves, el pleno de la Cámara de Diputados no pudo votar las reformas a la Ley General de la Vida Silvestre en materia de mamíferos marinos, por falta de quórum y es que la oposición (PAN, PRD, Morena y Movimiento Ciudadano), abandonaron la sesión.

Estas reformas fueron propuestas por  el Partido Verde Ecologista (PVEM) para terminar con al cautiverio de los delfines . Asimismo buscan que se prohíban los delfinarios a nivel nacional, además de que los delfines tengan una segunda reproducción en cautiverio.

Esta  medida ha alarmado a las asociaciones protectoras de animales porque, a decir de éstas, se trata de una cadena de reproducción interminable, en las que las  crías actuales seguirán reproduciéndose para fines de investigación o en situaciones donde la cantidad disponible de delfines en santuarios, no se vea sobrepasado al máximo establecido.

Al decretarse esta nueva ley, las empresas tendrán 30 días para entregar un inventario en el que especifiquen el número de animales marinos que poseen.  Además de que a los delfines se les hará  un registro triple, ya que se les pondrá un chip con el código de su ADN y se les fotografiaran las aleta traseras, con el fin de evitar  el comercio ilegal.

Esta reforma también propone que  ya no se utilice ninguna especie marina con fines de entretenimiento.

Las  empresas  tendrán un periodo de 12 meses para presentar a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales  un plan en el que detallen cuál será el  destino de sus delfines.

El próximo martes 25 de abril a las 11:00 horas, el Congreso retomará la sesión para decretar las nueva reformas.

Ustedes qué piensan ¿Creen que es una buena idea cerrar delfinarios  o existen otras alternativas?

 

 

¡Comparte haciendo click!