Automovilistas de San Dionisio Ocotepec, en Oaxaca, exhibieron en redes sociales a un taxista y a su familia, quienes arrastraron por la carretera a una perrita a la que tenían atada a su automóvil.

Los testigos exigieron al conductor y a sus familiares que soltaran al animal, ya que se encontraba en condiciones malas.

Al preguntarle a la esposa del taxista el por qué de su acción, señaló que llevarían a la  perrita al río para bañarla, sin embargo su esposo declaró que castigaron así al animal porque se comió dos pollos.

Entre gritos y reclamos, lograron desatar a la perrita para llevarla al veterinario más cercano. Hasta el momento Luna-como fue bautizada la perra-, ya fue atendida pero se encuentra en estado grave.

 

¡Comparte haciendo click!