Jake Conroy es uno de los activistas estadounidenses más reconocidos en las campañas de defensa animal en distintas partes del mundo, no sólo por su labor de rescate de ballenas en la organización Ocean Defense International, sino por su trabajo en la campaña Stop Huntingdon Animal Cruelty USA (SHAC).

Y es que SHAC es reconocida, hasta ahora, como una de las campañas animalistas más importantes en la historia de Estados Unidos, con la que se pudo rescatar a cientos de animales de ser utilizados para la experimentación en laboratorios y criaderos.

Sin embargo, este éxito traería consigo investigaciones policiales por parte de las autoridades de Estados Unidos al equipo de trabajo de Jake, declarándolos culpables de ser una amenaza para la seguridad del país: ser “Eco terroristas”.

Por ello, Jake Conroy tuvo que cumplir 48 meses de cárcel en dos prisiones del sur de California, además de una multa de un millón de dólares.

Sin embargo, la historia de Jake Conroy no terminó ahí, y es que pasado su tiempo en la prisión volvió a su trabajo en la organización Rainforest Action Network, un grupo que intenta establecer políticas corporativas responsables con el medio ambiente.

Otro de los trabajos de Conroy es contar su historia a los activistas de diferentes partes del mundo para concientizarlos de la difícil tarea de pelear por los derechos de uno de los sectores más desprotegidos de la sociedad, los animales domésticos.

Gracias a la organización Tiempo Animal, Jake Conroy se encuentra dando conferencias en la Ciudad de México y otras partes de la república.

Para más información da clic aquí.

¡Comparte haciendo click!