En Tíbas, Costa Rica, un automovilista atropelló a un perro y en lugar de parar y ver que le había sucedido al animal, este se dio a la fuga.

Otro conductor, al darse cuenta de la acción, lo persiguió hasta que lo alcanzó.

El conductor  enfurecido bajó de su auto y le reclamó al otro su mala acción, sin embargo este lo único que pudo decir fue que él no había atropellado a nadie y que no se iba a regresar a ayudar a nadie.

El video tuvo 109 mil  reproducciones en Facebook y fue compartido mil 745 veces.

¡Comparte haciendo click!