Seguro has escuchado que los héroes vienen en todas presentaciones, y aquí nos gustaría agregar que incluso pueden ser de cualquier raza.

Muestra de ellos es el reciente caso de un perro labrador, que en el estado de Washington, en EU, expulsó a una osa negra- con sus dos aseznos- que se había internado en la ciudad de Woodinville.

Cabe recordar que los osos negros tienen un tamaño promedio de 1.6 metros y pueden llegar a pesar hasta 230 kilogramos, por lo que no queda duda sobre el valor del labrador para intimidar a este enorme animal.

A continuación el momento grabado por una cámara de seguridad:

Sorprendente, ¿no creen?

 

¡Comparte haciendo click!