En junio de este año, se dio a conocer el caso de una pandilla de menores de edad-conocida como “Los Pelones”-, quienes después de entrar a robar a una propiedad privada en Saltillo, Coahuila, asesinaron a golpes a una perrita chihuahua que se encontraba dentro de una camioneta.

La tarde de los hechos del 24 de junio, las autoridades lograron arrestar a un joven identificado como Christian “N”, alias “El Chucky”, quien en el interrogatorio se negó a dar los nombres de los otros involucrados en el violento suceso.

“Dañaron mi casa y mi camioneta, me mataron una perrita chihuahua que tenía. Puse la denuncia y cuando llego con la licenciada, resulta que tienen más garantías ellos porque son menores”, expresó la víctima.

Tras el ataque, el pasado 10 de julio autoridades dieron a conocer que pese a ser un delito penado con cárcel, la Unidad de Menores de la PGJE no procedió contra el imputado por tratarse de un menor de edad.

A todo esto, los padres de “El Chucky” cubrirán el 10 por ciento de los gatos de reparación de la vivienda del afectado para saldar los daños totales al inmueble y el joven quedará libre de cargos.

¿Esa es la seguridad que las autoridades prometen a nuestras mascotas?  

Con información de El Zócalo.

¡Comparte haciendo click!