En días pasados, la historia de Pesesín, un pez que fue dejado en la recepción de un edificio,con una misteriosa nota, puso de cabeza a todo Twitter.

Resulta que Nuria, una usuaria de esta red social, publicó que alguno de sus vecinos había dejado a su pez en el vestíbulo del edificio con un mensaje en el que pedía a todosque cuidaran a su fiel mascota, ya que por vacaciones no podría cuidar de él y mucho menos llevarlo.

Lo sorprendente es que los vecinos reaccionaron bastante bien y todos pusieron de su parte para cuidar a la mascota.

Nuria escribió en sus tuits los que todos cuidaron a Pesesín, incluso algunas personas compraron la comida que se terminó.

Las buena acciones siempre existen y las buenas personas siempre se hacen presentes.

 

¡Comparte haciendo click!